Lunes, Diciembre 6, 2021
Publicidad

HOMUS HABILIS

¿Qué alimento corregirá nuestro destino? Antropológicamente somos un pueblo maniaco depresivo, los astros unos días los bendecimos porque nos dan mucha luz, y otros los maldecimos porque no soportamos el apagón.

4 PILARES

ENTRE LA ESPADA Y LA PARED

NUEVAS TEMPESTADES

EL PRECIO PATRIO

LA DIVINIDAD ESTÁ JUGANDO CON NOSOTROS

Quien dice tener la mejor perspectiva, desconoce que la perspectiva es un “juguete divino” para marearnos dentro de nuestra propia realidad. Por ende, ninguna escena es completamente real, ya que prismáticamente; la divinidad, entre otros factores, está jugando con nosotros.

POR CONVENIENCIA PROPIA

REALIDAD ANTROPOLÓGICA

OPORTUNIDAD

Razones para el poder

Estado y Ciudadanía, aún son una mera divagación que no logra construir una agenda para vivir en democracia, desarrollo económico y buena distribución de la biodiversidad que el Ecuador tiene como resorte fundamental y creador.

Dicho mejor

DESCREIMIENTO

NUEVAS CONFIGURACIONES

Publicidad

QUÉ POCO VALE, PARA MUCHOS, SER BUENO EN ESTA VIDA

Causa un estupor horrible revivir la angustia de los enfermos que, viéndose impotentes para ser salvados, suplicaban inútilmente ayuda y no había como asistirlos. Sin oxigeno, medicinas, ni protección.

ME DUELE RESPIRAR

No es poca cosa pasar por la traumática experiencia y sobrevivir al COV, ya podríamos decir muchos, que somos sobrevivientes de una pandemia, pero esta vivencia tan bizarra y errática, al punto de dejarnos perplejos, sin palabras, para poder expresar lo vulnerable que somos, no puede quedar sin consecuencias a todo nivel.

¿Qué nos pasa?

Hasta cuando un funcionario público maneja nuestros impuestos irresponsablemente,, hasta cuando roban y no hay una cabeza presa, no es posible que nuestras autoridades de elección popular nos hagan esto, no es justo.
Publicidad

Síguenos

15,696FansMe gusta
190SeguidoresSeguir
1,452SeguidoresSeguir

CARICATURA

El Conde de la Fruta

DEL COLOR DEL AMOR

Cadencias en tu ser que me abrazan, yo me arrastro en ti como un vicioso devoto.