Html code here! Replace this with any non empty raw html code and that's it.
Sábado, Abril 20, 2024
Imagen 1 Imagen 2 Imagen 1 Imagen 2
InicioVoz CiudadanaLOS MEDIOS EN LA LUPA: (PARTE I)

LOS MEDIOS EN LA LUPA: (PARTE I)

Rafael Veintimilla Aragundi
(Foto de archivo personal)

Con la existencia de las redes sociales hoy es habitual la lectura de opiniones en contra de los medios de comunicación. Es evidente la desconfianza hacia ellos. La credibilidad de sus contenidos es cuestionada a diario, aunque muchas veces sin argumentos que respalden el criterio de quienes se consideran críticos.

La comunicación y la información son tan antiguas como la existencia misma de la humanidad, pero lamentablemente existe poca capacidad de discernimiento y análisis de los contenidos que se difunden en radio, televisión y prensa escrita.

Soy Periodista, con una trayectoria de casi 30 años. No sigo ideología, ni partido político alguno.

Aquellos antecedentes me facultan para analizar con autoridad el ejercicio de nuestra profesión y el comportamiento del consumidor.

Precisamente, los periodistas y el consumidor (sea lector, radioescucha o televidente) son los protagonistas en este escenario. Empecemos por el consumidor.

El consumidor de medios es voluble. Cambia con mucha frecuencia su manera de pensar, dependiendo de su estado de ánimo o la carencia de conocimientos sobre determinados temas. Esto último conduce al consumidor a creer todo lo que se le diga y a reproducirlo o repetirlo, sin analizar la información. 

La mayoría no posee autonomía de pensamiento crítico. El consumidor simplemente sigue la corriente de otros. Al no conocer el funcionamiento del periodismo y los medios en los que sus profesionales se desenvuelven, el consumidor no tiene idea de lo que es la contrastación de fuentes. El consumidor también ignora el proceso acerca de edición informativa.

Con la existencia de recursos tecnológicos se ha impulsado el  “periodismo ciudadano”, pero se trata de un arma de doble filo.  Cualquier persona denuncia hoy con videos y fotos desde sus teléfonos celulares. Esta práctica de una u otra forma conlleva a la creación de fakes news. Otra forma es a través de herramientas informáticas y de diseño para su difusión en redes, a través de enlaces de páginas ficticias, que también permite la proliferación de troles informáticos, muchos de ellos con intereses remunerados.

La no contrastación de fuentes causa la credibilidad del consumidor a estas fakes news. Y esa falta de discernimiento permite la asociación o confusión de fakes news con lo que publican los medios serios y tradicionales. El consumidor, que recurre a los medios digitales, no sabe o no quiere ver todo el menú de noticias de un medio serio y cuestiona la información que una red social le notifica en su cuenta. Eso refleja la poca disposición que el consumidor tiene hacia la lectura. No lee más allá del titular o el primer párrafo. Lamentablemente, hay que reconocer que los titulares en espacios digitales hoy no corresponden al desarrollo de la información. Y en eso, el consumidor sí tiene razón para cuestionar. La credibilidad está en juego porque el consumidor considera que el medio le miente o que recurre al sensacionalismo por algún interés. Esto último lo analizaremos en la parte II de este tema.

Voz Ciudadana:

Rafael Veintimilla Aragundi / Periodista

IMPORTANTE

Las opiniones expresadas en este espacio son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no necesariamente corresponden a la posición editorial de Infograma, ni representan las posturas individuales de sus participantes.

Revisa más en Políticas y Términos de Condiciones

Artículo anterior
Artículo siguiente

Más Popular

Comentarios recientes

Aquí también escribe

Ramón Sonnenholzner
1 Publicaciones0 COMENTARIOS
Benjamin Villagran
0 Publicaciones0 COMENTARIOS
Mariuxi Buenaño
205 Publicaciones0 COMENTARIOS
María Inés Espinosa
19 Publicaciones0 COMENTARIOS