Martes, Mayo 24, 2022
InicioOpiniónMATRIMONIO EN CONFLICTO

MATRIMONIO EN CONFLICTO

Cuando emprendemos el noviazgo, no se ve sino lo bueno de cada uno de los componentes de la pareja. Todo parece maravilloso en la otra persona. Lo complejo se produce cuando pasa el tiempo y se comprueba que hay fallas, conductuales o de palabra, que terminan generando heridas. Esas heridas emocionales van agigantándose conforme pasa el tiempo y llevan al resquebrajamiento de la unión.

El propósito permanente de la pareja debe ser identificar dónde hay fallas en la relación conyugal, y disponer el corazón para el perdón. Al respecto, Gary Rosberg señala qué;“Lo que queremos lograr, como matrimonio y como pareja, es lograr el compromiso de tratar el dolor y el enojo, de resolver los conflictos, de perdonar al ofensor y de renovar la relación. La meta es llevar la relación a un nivel de sanidad, de apertura, de unidad, que te ayude a ser aceptado y conectarte de nuevo en la relación.” (Gary y Bárbara Rosberg. “Matrimonios a prueba de divorcio”. Editorial Unilit. EE.UU. 2002. Pg. 80)

La familia se integra para crecer junta, para vivir momentos gratificantes, enfrentar dificultades y salir airosa. ¿Qué hacer cuando hay dificultades? Primero, comprender que son previsibles en la pareja. Y en segundo lugar, orar a Dios para que no se contamine el corazón con resentimiento y rencor (Cf. Proverbios 4:23), producto de las ofensas que se recibe, o se realiza, en algunos casos de manera inconsciente.

Cuando los matrimonios se ven amenazados por los vientos de divorcio, a lo mejor porque se proviene de un hogar disfuncional, le corresponde a la pareja romper esa cadena y evitar que ese ciclo destructivo se repita en su relación.

Los tres pasos del conflicto son: Ofensa (Motivo), Dolor (Reacción), Enojo (Consecuencia). El enojo es el nivel más alto, pero Dios enseña que se debe aprender a manejarlo (Efesios 4:26). Hay la opción de seguir guardando el enojo y no decir nada, hasta que inevitablemente se estalle, o perdonar la ofensa.

La mejor opción es perdonar a la pareja, no devolver mal por mal, porque si no se lo hace, en lugar de sanar la herida, se endurecen los corazones y los problemas y frustraciones, quedan sin resolver. No se debe olvidar jamás que el matrimonio es muy valioso, por encima de las dificultades que haya, por lo que hay que hacer todo lo posible para salvarlo.

Edison Suárez, corresponsal en Sucumbíos.

Publicidad

IMPORTANTE

Las opiniones expresadas en este espacio son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no necesariamente corresponden a la posición editorial de Infograma, ni representan las posturas individuales de sus participantes.

Revisa más en Políticas y Términos de Condiciones

Edison Suarez Lopez
Edison Suarez Lopez
Corresponsal en la Provincia de Sucumbios

Más Popular

Aquí también escribe

Andrea León García
40 Publicaciones0 COMENTARIOS
Benyamira Rosales
18 Publicaciones0 COMENTARIOS
Erick Salazar Ponce
11 Publicaciones0 COMENTARIOS
Fabricio Guerrero Ronquillo
17 Publicaciones0 COMENTARIOS
Fernando Insúa
25 Publicaciones0 COMENTARIOS
Gabriela Serrano Soto
15 Publicaciones0 COMENTARIOS
Grace Sarmiento
2 Publicaciones0 COMENTARIOS
Jorge Franco
14 Publicaciones0 COMENTARIOS
Karin Centeno
45 Publicaciones0 COMENTARIOS
La Lechuza
13 Publicaciones0 COMENTARIOS
Leyla Guevara
2 Publicaciones0 COMENTARIOS
Maderero del Sol
307 Publicaciones0 COMENTARIOS
Nicolás Brito Grandes
98 Publicaciones0 COMENTARIOS
Ramón Sonnenholzner
1 Publicaciones0 COMENTARIOS
VOZ CIUDADANA
16 Publicaciones0 COMENTARIOS
Ximena Arzube
50 Publicaciones0 COMENTARIOS