Html code here! Replace this with any non empty raw html code and that's it.
Domingo, Julio 21, 2024
Imagen 1 Imagen 2 Imagen 1 Imagen 2
InicioCulturaPERRITOS ABANDONADOS EN EL RÍO

PERRITOS ABANDONADOS EN EL RÍO

Un día nuevo, esperando que este sea diferente a los demás, pero no fue así, mientras realizábamos las actividades diarias con nuestros animalitos rescatados, recibimos una llamada que nos trastocó el día.

Nos reportaron que un perrito fue arrojado a la orilla de un río, entonces nos dirigimos de manera inmediata al lugar del reporte. Al llegar la desesperación nos invadió, ya que en muchas ocasiones las personas que llaman dan información limitada y distorsionada, porque no se quieren involucrar, solo dan el aviso y se marchan del lugar.

Empezamos la búsqueda, con el corazón en las manos, pero nos atormentaban pensamientos negativos: “En este rio tan extenso cómo lo vamos a encontrar”. “seguirá vivo o la corriente ya se lo llevó”. “Será solo un perrito o cuántos más están en riesgo”.

El agua era muy fría y la corriente bastante fuerte, revisamos debajo de los puentes, en los matorrales, cubrimos la zona lo más que pudimos. Encontramos algunas bolsas y sacos que nos confundieron, porque en ese momento nos llenábamos de esperanza, pero cuando comprobábamos lo que era, nos invadía la angustia por temor a no encontrarlo.

Llamamos a la persona que nos reportó, pero ya no contestó, estábamos a la deriva, ya había pasado más de una hora en la búsqueda y no teníamos resultados positivos, la frustración de saber que podíamos estar cerca de él y no encontrarlo nos recorría.

Hasta que notamos un saco que se movía, estaba obstruido por un tronco, rápidamente fuimos hacia allá gritando de una manera muy eufórica “ahí está, algo se mueve”, se encontraba al borde una pequeña represa.

Al abrir el saco, tres pequeños perros nos miraron, asustadas pero felices. Nos acelera el corazón ver tanta maldad contra seres indefensos y a la vez sentir la alegría de ellos cuando los rescatamos, todo parecía irreal.

Inmediatamente nos dirigimos donde el veterinario, quien las valoró y desparasitó, nos dijo que físicamente estaban en buen estado de salud, las tuvimos un tiempo con nosotros, hasta que se recuperen de los traumas emocionales. Cuando sanaron las pusimos en adopción para que tengan una familia que las llene de amor y no les permitan pasar nuevamente por esos infortunios.

IMPORTANTE

Las opiniones expresadas en este espacio son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no necesariamente corresponden a la posición editorial de Infograma, ni representan las posturas individuales de sus participantes.

Revisa más en Políticas y Términos de Condiciones

Artículo anterior
Artículo siguiente

Más Popular

Comentarios recientes

Aquí también escribe

Benjamin Villagran
0 Publicaciones0 COMENTARIOS
Mariuxi Buenaño
318 Publicaciones0 COMENTARIOS
Ramón Sonnenholzner
1 Publicaciones0 COMENTARIOS
María Inés Espinosa
19 Publicaciones0 COMENTARIOS